Luz en ti

Luz en ti

“Y estaba todo obscuro, no podía ver nada, sabía que en algún lado estaba el gran león que me quería comer o al menos hacerme pedazos, pero ¿en dónde estaba ese temible animal?

De repente los 2 cruzamos miradas, pero a mí no me dio miedo al contrario yo sentía tranquilidad estaba seguro que no me iba a hacer nada, estaba seguro que mi Dios vivo me estaba protegiendo y algo increíble iba a suceder, cuando el león se dispuso a atacarme vi como una luz descendía del cielo, esta luz tenia forma de hombre y me dijo: Daniel no temas que el Señor está contigo y nada te pasara. Este ángel de Dios estuvo conmigo toda la noche hasta que usted rey Darío me saco de este foso.”

 

De seguro algo así fue la plática cuando Daniel le contó todo al rey Darío de lo que paso la noche en que lo aventaron al foso de los leones, me imagino que te preguntaras ¿porque es que no le hizo nada el león?

Bueno en la Biblia nos habla que Daniel era un gran siervo de Dios, todo el tiempo buscaba la presencia de Dios y el estaba seguro que estaba buscando al Dios vivo al que todos los pueblos temían.

Dios jamás en ningún momento iba a dejar a Daniel, y Daniel lo sabía, te imaginas tú estando en ese problema en el cual todo está obscuro, ese momento de tinieblas que hasta tu propia vida puede estar en juego donde ya nada depende de tus fuerzas. Yo se que a todos nos ha pasado ese momento tal vez no teniendo la vida en peligro pero si en un gran problema donde nosotros ya nada podemos hacer y es ahí cuando Dios va a mostrar su grandeza cuando el va a enviar a su ángel a cuidarte y protegerte de los ataques del león.

Dios a nadie va abandonar en ningún, momento sea difícil o sea un momento muy agradable, para poder recibir esa gran cobertura que Daniel tuvo lo logro solamente orando y buscando la presencia de Dios, alabándole su grandeza. Pero Daniel no lo hacía por interés propio si no porque en verdad amaba a Dios era lo más importante para él, y sabía muy bien que al Dios que buscaba era un Dios vivo que iba a responder a sus oraciones.

Busca a Dios en lo obscuro, en el problema seguro El va a responder y porque no búscalo también cuando estés bien, búscalo en cada momento para tener una relación con El para poder recibir toda su protección.

Imagínate en los tiempos de Daniel todavía Jesús no había venido al planeta y no se había derramado su preciosa sangre la cual nos da protección, ahora que nosotros tenemos esa sangre a nuestro favor podemos cubrirnos con ella para tener doble protección y así puedes estar seguro que nada pasara.

Así que la próxima vez que tengas un problema fuerte y no veas la salida busca a Dios el seguro mandara un ángel para protegerte y sacarte de ese problema eso si siempre cúbrete con la sangre de Jesús y así tendrás protección total y una relación más hermosa con tu creador.

Pedro Anaya


Close
Siguenos y forma parte de la experiencia FOGGIA JR
Revista de lujo para jóvenes: Moda, Viajes, Música, Eventos, Tecnología, Literatura y más