Ayuda de Dios

Ayuda de Dios

Hay veces que necesitamos de Dios, necesitamos que venga y arregle cualquier problema que nosotros tenemos en el momento, pero no se ve interés o señal del Señor de querer ayudar o aparecer, si te ha pasado a ti eso te invito a que leas conmigo la siguiente historia que se da tiempo antes de la crucifixión de Jesucristo:

“Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.)

Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.

Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.”Juan 11.1-5

 

ayuda-de-diosEn esta parte podemos ver que María y Marta tenían un hermano llamado Lázaro el cual estaba enfermo, mas ellas sabían y creían que Jesús lo podría curar. María tiempo anterior había enjuagado los pies del Señor, esto es una de las máximas expresiones de adoración a alguien ,por consiguiente si ella lo había honrado de esa forma era evidente que Jesús tendría que ir a ayudarlos en el momento que le dijeron acerca de la enfermedad de Lázaro, pero algo mas paso:

“Cuando oyó (Jesús), pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez.”Juan 11.6-7

 

Aquí podemos ver que Jesús no fue al momento a ayudar a Lázaro si no que se quedo otro tiempo más sanando personas y haciendo más milagros.

 

“A su llegada, Jesús se encontró con que Lázaro llevaba ya cuatro días en el sepulcro. […] Cuando María llegó a donde estaba Jesús y lo vio, se arrojó a sus pies y le dijo:

—Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.

Al ver llorar a María y a los judíos que la habían acompañado, Jesús se turbó y se conmovió profundamente.

— ¿Dónde lo han puesto? —preguntó.

—Ven a verlo, Señor —le respondieron.

Jesús lloró.” Juan 11.17, 32-35

 

Jesús llego a donde estaba Lázaro 4 días después de que le avisaron de que se encontraba enfermo, María actuó como cualquiera de nosotros hubiera actuado en eso momento “Señor, si hubieras estado aquí, este problema se hubiera solucionado” o “podrías haber evitado esta situación”. Pero en la parte final podemos observar que a Jesús le preocupan nuestros asuntos, se conmueve por nosotros e incluso llora, pero ¿que mas paso?

 

“Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra.

—Quiten la piedra —ordenó Jesús.

Marta, la hermana del difunto, objetó:

—Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí.

— ¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús.

Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo:

—Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste.

Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas:

— ¡Lázaro, sal fuera!

El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario.

—Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.” Juan 11.38-44

 

Que impresionante, a Jesús claro que le preocupan nuestros problemas y El siempre nos ayudara a resolverlos, pero nuestros tiempos no son los tiempos de Dios. Jesús ya sabía que Lázaro había muerto, pero el tenia que ayudar a más gente antes de hacer este milagro, mas con esto no quiero decir que Dios no puede resolver todo en un momento, la parte fundamental de esto está en la parte subrayada en los primeros versículos “Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.”

 

Dios tiene sus tiempos para resolver las situaciones y siempre que lo haga va a ser para que El mismo sea glorificado, además de que El sabe porque tarda tiempo en hacerlo ya que nuestros tiempos no son los mismos que los de Él.

 

Así que la próxima vez que tengas un problema y veas que El no responde puede ser que tarde 4 días más pero ten la seguridad de que El lo va a hacer y va a ser glorificado en tu problema una vez más.

Pedro Anaya


Close
Siguenos y forma parte de la experiencia FOGGIA JR
Revista de lujo para jóvenes: Moda, Viajes, Música, Eventos, Tecnología, Literatura y más