Un mal

Un mal

Hoy en día esta muy de moda “Jugar con los Demonios”, en el sentido que a muchos les gusta experimentar “Lo sobrenatural” a través de diferentes juegos oscuros, como ser algunos la Ouija, el Tarot, el Horóscopo etc. Muchos consultan también a brujos y espiritistas.

Además vemos que en los medios, caricaturas y en las películas se usa bastante la palabra “Demonio”, catalogándolos como seres buenos y astutos.

Antes que nada debemos definir primero quien es un Demonio.

religion-art

 

> ¿Quién es un Demonio?

La palabra “Demonio”, se deriva del griego que significa “Ser Inteligente”. Los demonios son ángeles caídos, que pecaron al revelarse contra Dios, junto con Satanás, y que fueron expulsados del Cielo.

Satanás es el Comandante y jefe de los Demonios, los cuales eran la cuarta parte de los ángeles del Cielo, lo que significa que existen miles de millones de ellos aquí en la tierra, muchos de ellos entre nosotros, observándonos diariamente.

Ellos son los responsables directos de lo que ocurre en el Sistema mundial secular, todos los pensamientos e ideas anti-Dios provienen de su influencia en las personas.

Quizá hoy tú te pregunte ¿Pero que tiene de malo jugar con los demonios? Yo juego la Ouija, consulto el horóscopo, las cartas y no pasa nada malo.

En la Biblia, hay un ejemplo de unos hombres que les gustaba jugar con los demonios, pero que el resultado de ello solo fue un desastre completo:

“Un grupo de judíos viajaba de ciudad en ciudad expulsando espíritus malignos. Trataban de usar el nombre del Señor Jesús en sus conjuros y decían: « ¡Te ordeno en el nombre de Jesús, de quien Pablo predica, que salgas!».

Siete de los hijos de Esceva, un sacerdote principal, hacían esto. En una ocasión que lo intentaron, el espíritu maligno respondió: «Conozco a Jesús y conozco a Pablo, ¿pero quiénes son ustedes?».

Entonces el hombre con el espíritu maligno se lanzó sobre ellos, logró dominarlos y los atacó con tal violencia que ellos huyeron de la casa, desnudos y golpeados. “(Hechos 19:13-16)

Si lees el contexto, la cuestión era que unos hombres se las tiraban de exorcistas y andaban molestando a los demonios que estaban dentro del cuerpo de un hombre.

Al final, como ellos no conocían realmente a Jesús, sino que solo habían escuchado sobre El, al tratar de expulsarlo, en vez de sacarlo, tuvieron resultados graves, que hasta los pobres salieron desnudos, golpeados y maltratados.

Una terrible realidad es que Los Demonios pueden poseer un cuerpo humano en el cual no habite Cristo.

Un demonio no puede poseer a una persona que tiene a Jesus en su corazón sabiendo que El le perdono sus pecados y es su mejor amigo

> ¿Qué debemos saber de los Demonios?

1. Con los demonios no se juega… se pelea.

“Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.” (Efesios 6:12 NTV)

Los demonios son seres perversos, con alta influencia maligna, como lo escribimos, son seres altamente inteligentes que buscan:

Evitar a toda costa que las personas conozcan a Cristo como su Salvador.

Lograr que el cristiano se aparte de Dios por medio de tentaciones, al estudiar sus debilidades.

2. Los demonios no están jugando… están destruyendo personas.

“Cuando un espíritu maligno sale de una persona, va al desierto en busca de descanso, pero como no lo encuentra, dice: “Volveré a la persona de la cual salí”. De modo que regresa y encuentra que su antigua casa está barrida y en orden. Entonces el espíritu busca a otros siete espíritus más malignos que él, y todos entran en la persona y viven allí. Y entonces esa persona queda peor que antes.” (Lucas 11:24-26)

Así como existen los demonios, existen los endemoniados. Un endemoniado por lo general es aquella persona que camina en cosas oscuras, es completamente diferente a lo que era antes, tiene un comportamiento agresivo, rechaza las cosas santas etc.

Los demonios están destruyendo personas ya sea poseyéndolas, o mal influenciándolas.

¿Cómo liberar a un endemoniado? Simple: compartiendole acerca de Jesus, con valor y oración, para que el Espíritu Santo sustituya al demonio que esta dentro de su cuerpo, cuando este acepte a Jesús como Salvador.

> ¿Cuál es el Objetivo de los Demonios?

Los demonios buscan que nosotros desobedezcamos a Dios.

Los demonios están condenados a la destrucción y su misión mas grande es hacer que muchos los acompañen al Infierno, por medio de las mentiras que siembran en los corazones de la gente, para que cierren sus ojos y tapen sus oídos a las verdades del Evangelio.

Como lo mencionamos, aunque suena escalofriante, nuestro ambiente esta rodeado de demonios, observándonos y estudiando nuestras debilidades para hacernos caer y aprovechar la mayor oportunidad posible para que nos alejemos de Dios.

> ¿Qué hacer contra ellos?

“Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo.” (Efesios 6:11)

Lo mejor que podemos hacer contra ellos es darles una buena batalla, por medio de la oración, y teniendo siempre una relación activa con Dios por medio de la lectura de la Biblia.

-Pedro Anaya


Close
Siguenos y forma parte de la experiencia FOGGIA JR
Revista de lujo para jóvenes: Moda, Viajes, Música, Eventos, Tecnología, Literatura y más