Recuperarse de una ruptura

Recuperarse de una ruptura

Una de las experiencias más tristes que cualquier ser humano puede atravesar es la de un “ruptura”, es decir, que sufra la terminación de una relación entre una pareja que bien pudo haber durado años, meses o quizás días. Por muchas razones obvias en esos momentos se pueden perder la esperanza, la alegría de vivir, la visión; y por ende caer en depresión o un período de aislamiento producto del desbaratamiento del “mundo” que acaba de sufrir la persona afectada.

La pregunta clave aquí sería: ¿Qué hacer para superar rápidamente esta situación? Es muy posible que te sientas con poco ánimo, desilusionado, triste y con un desinterés hacía Dios, pero te pregunto, ¿Sí te tropiezas y caes, qué haces? No me digas que te quedas tirado en el suelo, porque ¡No es cierto!,… Debo suponer que lo normal es que: ¡Te levantas! ¡Te sacudes! ¡Y sigues adelante!, así que, ¿Cómo puedo levantarme de ésta?

He aquí cinco decisiones basadas en la Palabra de Dios que seguramente te ayudaran mucho para seguir adelante:

> Decide Perdonar

“Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben.” Lucas 11:4ª

Sí, es una decisión difícil a veces. Entiendo que la otra persona pudo haberte lastimado muchísimo y que veas como algo imposible el hecho de poder perdonarle todo lo que has sufrido. Y aunque suene muy convincente lo que puedas estar pensando para rehusarte a perdonar, solo quiero decirte que no es algo de querer hacer, es que ¡Dios nos manda a hacerlo!, y Dios mismo nos da el ejemplo, no hay nadie, ningún ser vivo que haya sufrido más agravios en toda la historia que Dios, todos los días todos nosotros ofendemos constantemente a Dios cada vez que pecamos ¿Puedes imaginar, por un momento, el gran dolor que le hemos hecho sentir a nuestro Padre?

Y aun así, Él nos ama tanto que nos ha perdonado. Él da el ejemplo y Él espera que lo sigamos, algo importante también a resaltar aquí es la definición de “perdonar”, me gusta mucho una que dice que “perdonar es recordar sin dolor”, me agrada porque no se trata de que olvides lo que te ha pasado, ese sería un error, ya que al olvidar no estas aprendiendo y siempre debes aprender de lo bueno o malo que te pase, pero sí eres capaz de recordar sin dolor lo que has vivido, habrás dado un enorme salto para tu pronta recuperación.

> Decide Dejar

“¡Todas esas personas están a nuestro alrededor como testigos! Por eso, en los años que nos quedan de vida debemos dejar de pecar, y dejar también de lado lo que nos estorba para vivir confiando totalmente en Dios. Porque la vida es como una carrera, y el pecado es como un estorbo que se nos enreda en los pies y no nos deja correr.” Hebreos 12:1 (Trad. Leng. Actual)

Quizás el área más afectada a causa del rompimiento de tu ser sea tu fe, a veces cuesta mucho creer en Dios cuando Él permite vivamos situaciones tan dolorosas, claro que lo entiendo, pero el principio que leemos en el verso es que dejemos de lado lo que nos estorba para vivir confiando totalmente en Dios, sí haber “roto” te impide seguir confiando en Dios, te sugiero decidas dejar atrás ese pensamiento, simplemente toma la decisión de no darle tanta importancia, es difícil, pero sé que puedes hacerlo, ya que Dios no permitiría que estuvieras viviendo lo que estás viviendo sí no pudieras soportarlo.

Fíjate como termina el verso “no nos deja correr”, lo más probable sí estás viviendo este tipo de circunstancias es que te sientas estancado en la vida o que has perdido una parte de ti. Pero el principio es que ¡Tenemos que seguir corriendo! Como sea que nos encontremos, ¡Tenemos que seguir corriendo!, cobra ánimo, se valiente y ten fe, Dios ha prometido que nunca nos dejará y siempre estará con nosotros, todos los días hasta el fin del mundo. (Mateo 28:19-20)

> Decide Confiar

“Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” Juan 11:40

Hablando de ser valientes y tener fe, debemos decidir que podemos confiar en Dios y que Él tiene el control de todo lo que nos ha pasado, aunque no lo creas Dios te está puliendo, así como un alfarero pule una vasija de barro, así como un ingeniero desarrolla los planos de su construcción y la hace una obra maestra; Así, ¡Tú eres una obra maestra de Dios! Pero es necesario que a medida pases por las pruebas te sostengas en la fe, así verás la gloria de Dios reflejada en tu vida.

Confiar implica que aunque no estés seguro del porque pasan las cosas, puedes estar seguro que Dios te lleva de la mano en esas circunstancias y que Él quiere usarlas para tu beneficio y desarrollo personal siempre. (Romanos 8:28)

> Decide Seguir

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Filipenses 3:13-14

Pues seguir es algo normal que debes buscar que suceda, lo anormal sería que te quedaras tirado, sí te caes: ¡levántate, límpiate y sigue!, como nos dice Pablo, olvídate de lo que queda atrás y extiéndete a lo que está delante, ¡sigue a la meta!, quizás el apóstol Pablo no tuvo muchos problemas de “rompimientos”, ya que él tenía el don de la abstinencia, sin embargo él vivió situaciones sumamente dolorosas en su vida también; él fue apedreado, recibió latigazos, sufrió naufragios, fue perseguido, etc. Y él nos dice que se olvida de lo que queda atrás y decide seguir.

Debes decidir seguir mientras respires, mientras tengas vida puedes tener esperanza y aún más si conoces a Jesús, que es el camino, la verdad y la vida; una vez que mueras tu destino eterno estará marcado y no habrá mucho por hacer, es ahora el momento de que sigas, es hoy el momento de levantarte y decidir seguir.

> Decide Guardar

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” Proverbios 4:23

Finalmente, debes decidir cuidarte a ti mismo, es decir, guardar tu corazón; está decisión es sumamente importante ya que te ayudará a evitar problemas similares en el futuro, cuídate de tus propias emociones y siempre busca consejo con personas maduras de tu iglesia local cuando sientas que deseas re-comenzar una relación con otra persona. Es más, te sugiero que en el corto plazo después de que hayas roto no tengas citas con personas del sexo opuesto, debes cuidar tu corazón de este tipo de situaciones. Tómate tu tiempo y busca consejo.

Sabes, es bastante interesante, una vez un amigo me dijo que el “sentirse enamorado” muchas veces funcionaba como un hábito, es decir, que uno tiene el hábito de pensar en la otra persona, desear llamarle, mandarle textos por celular o ver su perfil de Facebook constantemente; el punto es que si luchas por romper esos hábitos puedes dar grandes pasos en tu recuperación y además puedes guardar tu corazón de cosas que te estimulen negativamente.

-Pedro Anaya


Close
Siguenos y forma parte de la experiencia FOGGIA JR
Revista de lujo para jóvenes: Moda, Viajes, Música, Eventos, Tecnología, Literatura y más