How To Look Good: At A Job Interview

How To Look Good: At A Job Interview

Una entrevista de trabajo es una de las únicas experiencias más terribles que el hombre moderno puede pasar porque significa tanto: más dinero, un mejor trabajo, el aumento potencial de la carrera o algo que finalmente te saca de desempleo.

Por lo que yo puedo decir, hay dos razones principales por las que a los hombres les resulta tan difícil vestirse para una entrevista. La primera es que el mercado de trabajo se ha diversificado más allá del reconocimiento; cada industria ahora requiere un enfoque diferente, aunque la descripción de muchas industrias ha cambiado por completo. Ya no se trata de un caso de despertarse por la mañana, ponerse en traje y salir por la puerta a buscar oportunidades, es mucho más complicado que eso.

01

La segunda y tal vez más irrefutable razón es nuestro propio interés en cómo nos vemos. El hombre moderno necesita mucho más orgullo en su apariencia y la forma de vestir se ha convertido en una especie de competición. Estar bien vestidos ya no está restringido a unos pocos elegidos, por lo que estamos constantemente conduciendo entre sí para convertirse en el mejor vestido, esto cambia las reglas sobre cómo debemos vestir.

Para ayudarle a tomar una buena decisión sobre lo que debes llevar a tu próxima entrevista, he preparado algunos consejos que te harán sentir cómodo y seguro, mientras entras en la habitación y lo que salga de tu boca es totalmente tu responsabilidad.

El traje

Cuando se trata de entrevistar a la vestimenta, el traje es el rey. En el mundo de la empresa o negocio, la buena presentación es esencial para cualquier tipo de empleo, por lo que llevar uno traje a tu entrevista es la opción obvia: se muestra a entender tu situación y que muestras respeto a tu entrevistador. Además, un hombre nunca se verá mejor que en un traje bien cortado, eso es un hecho.

Si alguna vez tiene dudas de llevar un traje.

La elaboración de un conjunto formal con una buena armonía es relativamente sencilla. Opta por un saco azul marino bien fitteado con unos pantalones clásicos en color gris, esta combinación no puede ir mal. Evita el negro para los negocios, porque este color es mejor visto por la noche, tus mejores aliados son azul marino y gris que son mucho más versátiles y mucho más indulgentes.

Estoy seguro de que algunas personas argumentan que esto es demasiado fuerte, pero yo personalmente creo que el peor error que se puede hacer en una entrevista es llegar con un traje satinado, esos son exclusivamente para eventos sociales y de noche, se ven increíbles en la boda de nuestros amigos, pero en la sala de entrevistas lucirá barato. Es

Por esta razón por la que también sugiero que evites los cortes de doble botonadura y tres piezas.

02 1

Cuida los detalles.

No tengas miedo de distinguirte de los otros candidatos, si cuidas los detalles más finos vas a encajar como un guante en la mano. No dudes en días antes de tu entrevista visitar a un sastre y que te haga los ajustes necesarios para que en traje se te vea bien, una buena lavada y planchada.

Fíjate en pequeños detalles como solapas de pico, bolsillos inclinados, pantalones solo botón con la mitad o ninguna rotura o una parte descocida te restaran puntos. Piensa bien en el color de los calcetines que vas a usar y en los zapatos también, que estén en buen estado, boléalos, el calzado es nuestra carta de presentación en el trabajo.

Al igual que con el traje, tienes que ser sensible con la camisa y la corbata combinación, una camisa de vestir color blanco de preferencia, azul y rosa que ofrecen una base sólida, atemporal que le permite jugar un poco con el modelo y el color de la corbata.

Olvídate de las camisas de cuadros, rayas o con algún print, esas son exclusivamente para una ocasión informal, resérvalas para el fin de semana. Sigue estos pequeños consejos y no fallaras, Mucha suerte y éxito!

03 1

Gabriel Virgilio


Close
Siguenos y forma parte de la experiencia FOGGIA JR
Revista de lujo para jóvenes: Moda, Viajes, Música, Eventos, Tecnología, Literatura y más